viernes, 19 de marzo de 2021

Pitana y la Tarjeta Verde

 

Por: Roosevelt Castro B.

Ocurrió el 18 de marzo de 2021.  La noche fría contrastaba con el calor interno de felicidad de los pocos hinchas y quienes fungían cómo miembros del personal de logística del partido, en ese puñado de asistentes privilegiados al Estadio Atanasio Girardot, para ver el triunfo categórico 3-0 de Atlético Nacional de Medellín sobre Guaraní de Paraguay y para instalarse en la Fase 3 de la Copa Libertadores de América, en su versión 62. Los goles de Andrés “El Riflecito” Andrade (2) y de Jarlan Barrera (1), le dieron el tiquete a los dirigidos por el brasilero nacionalizado costarricense, Alexandre Guimarães.  

La lluvia caía pertinaz sobre el máximo escenario del fútbol antioqueño.  El argentino Néstor Fabian Pitana, arbitro central del partido, había terminado exitosamente su jornada deportiva con un saldo de 4 tarjetas amarillas (2 para Nacional: Geissón Perea-4’- y Brayan Rovira-74- y 2 para Guaraní: Antonio Marín-33’- Miguel Benitez-11’-) y una roja (por doble amarilla para Miguel Benítez, de Guaraní), en su partido número 51 de esta Copa continental, desde su debut internacional en los albores del 2010.

Así, el juez internacional nacido Corpus, provincia de Misiones, Argentina, el 17 de junio de 1975, completó 235 cartulinas amarillas y 14 rojas 7 de ellas por doble amarilla, en 11 temporadas con escarapela FIFA y en una Copa de gran recordación para los hinchas verdolagas, ya que la han alzado en dos versiones, una en 1989 y la otra en el 2016.

Mi encuentro con Pitana

Una voz interna en cabeza me decía, casi que hasta saciedad: “Vaya al Estadio”, “Vaya al Estadio, que no se arrepentirá”. Eran las lucubraciones que hacía en mi casa de habitación, recostado en mi cama viendo el partido.

Terminado el cotejo futbolero, decidido, fui al encuentro con uno de mis grandes iconos del juzgamiento del fútbol. El objetivo: mostrarle mi tarjeta verde y decirle que había sido su creativo desde hace casi tres décadas y media.

Eran las 9:45 p.m. (hora de Colombia), cuando llegué al estadio de fútbol medellinense, escenario que al día siguiente cumpliría sus 58 años de inaugurado.

Había gambeteado los charcos y las gotas de lluvia que seguían cayendo en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, lugar cercano a mi hogar.

Al llegar saludé a Lina María, encargada de la vigilancia y a Claudia Yanet Gómez Múnera, funcionaria del Inder Medellín y madre de la esgrimista colombiana Alejandra Piedrahita Gómez.

-         ¿Ya salieron los árbitros? les pregunté.

-         ¡No, todavía no don Roosevelt!, respondió afablemente la encargada de la seguridad en “el Coloso de la 74!, como llaman algunos colegas al máximo escenario del fútbol de Antioquia.

-         ¡Gracias, muchas gracias!, les dije con una enorme sonrisa, que no dejó ver el tapabocas y la careta de acrílico que cubrían esa parte de mi cuerpo y con las que cumplía las medidas de bioseguridad exigidas ante la pandemia del Covid 19.

Y empezó la espera. A mi costado también aguardaban los colegas Juan Camilo Álvarez, de Futbolred y Jeimmy Paola Sierra, de As, y a quienes también saludé.

Personal de logística entraba y salía.  Los minutos pasaban. El periodista José Luis Alarcón Caro y su equipo de trabajo de ESPN Deportes también me saludaron efusivamente y se despidieron.  Los segundos parecían minutos y estos parecían horas. Los nervios jugaban conmigo.

Luego de casi 47 minutos de espera y en “un par de minutos de reposición”, apareció Pitana secundado por su equipo arbitral conformado por los argentinos Gabriel Chade, Julio Fernández, Andrés Merlos, quienes habían fungido como asistentes arbitrales 1, 2 y cuarto árbitro, respectivamente.

Igualmente, Nilson Moncao, de Brasil, quien ofició con asistente del VAR. Así mismo, un colombiano que no reconocí y quien vigilaba celosamente los pasos del equipo arbitral, especialmente de Pitana.

Presuroso, y con la ansiedad igual a la de un niño que estrena un juguete, me le acerqué al juez mundialista en dos ocasiones y quien había pitado la gran final entre Francia (4) y Croacia (2), en Rusia-2018.

El colombiano en esta delegación arbitral trató de impedirme acercarme al juez gaucho. Yo hice casi omiso y en fracción de segundos me le presenté.

-        - Mi nombre es Roosevelt Castro Bohórquez, soy colega tuyo en el juzgamiento y también soy periodista deportivo. Además, soy el creativo e inventor de la tarjeta verde en el fútbol ¿creo que ya la conoces?

-         Sí, ya la conozco. De hecho, yo también traigo la mía. Contestó el profesor de Educación física en su país y esposo amoroso de Romina Ortega, rompiendo el hielo protocolario que impedía estar cerca de él. 

Con este “espaldarazo” de Pitana se procedió a la toma de fotos y la firma de autógrafos, mientras conversábamos un ratico acerca de sus divertidas jornadas extra arbitrales y en las que fungía como disjockey o como referente en asuntos solidarios, educativos y formativos en su provincia natalicia de Misiones.

¡¡¡¡Roosevelt, oh guau!!!. Exclamó asombrado de mi nombre, mientras firmaba mi tarjeta del Fair Play y hacía lo mismo con la de él.

“PLAY FAIR. Premia tus valores: Solidaridad, Respeto y Educación” versa el acrílico verde fosforescente del mejor árbitro del mundo en el 2014 y 2018, según la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol.

“Siempre donde tenemos que estar, cerca de la gente, motivando a los niños y jóvenes, con dedicación, valores, sacrificio, se consiguen las metas, los únicos límites son los que nosotros mismos nos ponemos. Comprometido en todo momento con cada lugar de Misiones, llevando adelante mi mejor herramienta que es el corazón abierto para los misioneros”, expresó hace poco el “Orgullo de la Tierra Colorada”, como él mismo también me lo manifestó esta noche mágica.

“Para Rooselvelt con Cariño. Pita--¡firmó la mía.

Con el agradecimiento a flor de piel nos despedimos de este gran referente del juzgamiento del fútbol y ahora cómo nuevo “Embajador del Fair Play de la tarjeta verde”, mientras afuera del estadio el cielo lloraba, para que el campo y yo soltábamos nuestra mejor sonrisa.



martes, 8 de diciembre de 2020

La tarjeta verde, protagonista en los Premios de Periodismo Alcaldía de Medellín 2020

 

Por:  Marlyn Ortega O.

Sucedió el 3 de diciembre de 2020. Los medios alternativos, independientes, comunitarios y ciudadanos de Medellín y sus corregimientos fueron a su cita anual para la gala de los Premios de Periodismo Alcaldía de Medellín.

Esta vez el anfitrión fue el canal local Telemedellín, que por estos días cumple sus 23 años de vida institucional.

Uno a uno fueron llegando los invitados, quienes, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad por la pandemia del Covid 19, asistieron esta cita y con sonrisas nerviosas se sentaron en los lugares asignados.

De igual manera, fueron recibiendo los reconocimientos en las diferentes categorías a su buen trabajo periodístico con sus comunidades, “en un tiempo tan difícil como el que estamos viviendo”, cómo lo expresó Juan José Aux Trujillo, Secretario de Comunicaciones de la Alcaldía de Medellín.


Premios por más de $ 100 millones

“Queríamos resaltar y valorar el trabajo de los medios comunitarios, independientes, alternativos y ciudadanos y este año, por primera vez en la onceava edición del premio, estuvimos entregando recursos por más de 100 millones de pesos en seis categorías. Además, seis secretarías también estuvieron reconociendo su trabajo”, dijo la subsecretaria de Comunicación Estratégica, Johana Jaramillo.

Las tradicionales categorías de Mejor medio impreso, Mejor cortometraje, Mejor programa radial, Mejor estrategia digital, Mejor crónica escrita, Mejor crónica radial fueron exaltadas en la ceremonia “Medellín Palpita desde sus territorios”

Igualmente, se entregaron reconocimientos, respectivamente, en las modalidades Medellín futuro Territorio de paz (Secretaría de la No Violencia), Convivencia Ciudadana en los territorios (Secretaría de Seguridad y Convivencia) y En Medellín la Diversidad se siente (Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos).

Así mismo, recibieron el premio las propuestas ganadoras en las categorías especiales de “Cultura en tiempos de Pandemia” y “La cultura se vive en Medellín” (Secretaría de Cultura Ciudadana) y Comunicación educativa más transformadora (Secretaría de Educación).

Tarjeta verde a la Cultura Ciudadana

Con la crónica “La tarjeta verde que premió el autocuidado en la pandemia” fue exaltado el trabajo de los periodistas deportivos Roosevelt Castro Bohórquez y Edwin Ortega Ospina. 

En la categoría especial de “Cultura en tiempos de Pandemia”, la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín premió este relato histórico y su aporte a la cultura ciudadana de la tarjeta verde, una estrategia de Juego Limpio nacida en Medellín hace más de 30 años.

La pieza periodística les mostró a los televidentes del Canal comunitario Tele Boyacá las bondades de esta estrategia Fair Play, en el contexto de la Cultura Ciudadana.

Edwin Ortega, director de A todo deporte, afirmó que “para el canal y el programa mismo es muy importante obtener estos premios porque reconocen el esfuerzo, la dedicación y la entrega que le ponemos cada día en hacer un programa que se enfoca en el periodismo de a pie, en lo comunitario.  Contamos historias desde lo más profundo de nuestros territorios donde los medios tradicionales muchas veces no alcanzan a abarcar”.

Recorridos Fair Play

Es que luego de recorrer por más de dos décadas y media las canchas polvorientas de Antioquia, la tarjeta verde llegó a las calles de Medellín, para darle la norma de la ventaja al buen uso del tapabocas, ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Una alianza público-privada comandada por la Asociación Colombiana de Empresas de Colombia, antes de Industriales, ANDI, y la Presidencia de la República extrapolaron la iniciativa de Roosevelt para darle paso a la campaña “Colombia Arranca Segura”.

Bruce Mac Master, presidente de ANDI, explicó los alcances de la propuesta pedagógica y de cultura ciudadana, que buscaba un comportamiento responsable de cada uno de los colombianos frente a la crisis sanitaria.

La Alcaldía de Medellín con Daniel Quintero Calle a la cabeza le dieron su espaldarazo total, en el plan “Medellín Me Cuida”. Desde la Secretaria de Cultura Ciudadana, al mando de Lina Gaviria, le dieron la norma de la ventaja a esta propuesta, para expulsar a los ciudadanos que no acaten las reglas de juego contra el Covid 19. Tarjetas verdes para los cívicos y las rojas para los indisciplinados, fue la manera de calificar el comportamiento ciudadano frente a la pandemia y el uso del tapabocas. Roosevelt se vistió de árbitro de fútbol y entró en escena su alter ego llamado Agapito Silva. Así recorrió las calles de Medellín implementando esta buena estrategia de Cultura Ciudadana.


Así fue como la crónica mostró los recorridos que hizo Agapito Silva quien, con su tarjeta verde, premió el comportamiento respetuoso y responsable a más de mil habitantes de Medellín, en lugares tan importante de su geografía como el Cerro de Las Tres Cruces y las Unidades Deportivas de Belén y Atanasio Girardot.

De esta manera, Roosevelt Castro y su alter ego Agapito Silva le sacaron tarjeta verde a los ciudadanos responsables y respetuosos de las medidas de bioseguridad y roja al que no uso bien su tapabocas, para que la Alcaldía de Medellín le diera la “norma de la ventaja” entregándoles el Premio de Periodismo en la versión 11, realizado en este año atípico. 





viernes, 27 de noviembre de 2020

Conocer a Maradona me costó $ 2.400.oo

 

Por: Roosevelt Castro B

Eran los albores del 2007, cuando Diego Armando Maradona pisó el gramado del Estadio Atanasio Girardot, de Medellín, Colombia. Fue invitado especial para la despedida del fútbol de su amigo Mauricio “El Chicho” Serna. Colombia futbolera despertaba de la resaca, en un año atípico para la pelota del país, pues Cúcuta Deportivo y Pasto, dos equipos poco tradicionales, le asestaban un duro golpe a los históricos, al llevarse los títulos en disputa del año anterior y en los que algunos calificaron como “La Revolución de los Chicos”. De igual forma, la Escuela de Fútbol de Interés Social Alcaldía de Envigado, EFISAE Envigado, se subía a lo más alto del podio del Festival Ponyfutbol. Los niños, dirigidos por Jorge “Chucho” Betancourt, se coronaban campeones de la Vigésima Cuarta versión de este Torneo infantil que organiza la Corporación Los Paisitas. Colombia venía de reestrenar presidente. Un 28 de mayo de 2006 se llevaban a cabo las elecciones presidenciales. Álvaro Uribe Vélez era reelecto como presidente con 7.397.835 votos y, junto a su vicepresidente Francisco Santos, asumía la alta investidura política un 7 de agosto, por cuatro años más.

Cúcuta asusta a los grandes

Con el título del Cúcuta Deportivo en la sexagésima cuarta edición de la Categoría Primera A de fútbol profesional colombiano, culminó la temporada del 2006. “Los Motilones”, orientados por Jorge Luis Pinto, vencieron en la final al Deportes Tolima en un global de 2-1, pues habían triunfado como locales 1-0, en el Estadio General Santander, y empatado 1-1, en el Estadio Manuel Murillo Toro, de Ibagué. Los rojinegros, del Oriente Colombiano, contaron en sus filas con Robinson Zapata, Rubén Bustos, Pedro Portocarrero, Macnelly Torres, Víctor Cortés, Lionard Pajoy y Blas Pérez, entre otros, que le dieron la primera y única estrella, que brilla en el firmamento del onceno cucuteño.

Pasto da el primer batacazo

Seis meses antes, Deportivo Pasto se alzaba con el título del 2006-I. Por idénticos marcadores, pero con diferente rival, los orientados por Óscar Héctor Quintabani, daban la vuelta olímpica y también se coronaban campeones primíparos del fútbol rentado colombiano. Deportivo Cali sucumbió en esa finalísima ante el llamado “Equipo Volcánico”, que contó entre sus filas con jugadores de gran técnica, cómo el portero Carlos Barahona o los defensas Ariel Sevillano, Harnold Palacios, Javier Arizala ó los volantes: José Rosero, Juan Fernando Rebolledo, Jorge Vidal, Ferley Villamil, entre otros. De igual forma, una delantera Carlos Rodas y Carlos Villagra, quienes alzaron el trofeo de campeones, en el Estadio La Libertad, un 25 de junio de 2006. En la memoria quedaran los goles de Carlos Villagra, las indicaciones del técnico Quintabani, Las corridas y desbordes de Carlos Rodas, la seguridad de Harnold Palacios, la pegada de Arizala, el liderazgo del capitán Rebolledo, la pelota quieta de Villamil, el aporte nariñense con Vidal y su gol en la final, los centros certeros de Sevillano y el orden y consistencia de René y Walden en defensa. Los goles de Villagra en el Pascual Guerrero y de Jorge “Brocha” Vidal en el Libertad y las atajadas monumentales de Barahona no se borrarán nunca de la mente de la hinchada. Todos esos guerreros que dieron todo por la camiseta tricolor pastuso dentro del campo y los que partieron desde el banco para aportar a la estrella y supieron gritar campeón por primera y única vez, para todo un equipo que se hizo gigante. En ese atípico 2006, La Equidad Seguros ascendió a la máxima categoría y descendió el Envigado Fútbol Club. Los máximos “rompe redes” fueron: Jorge Diaz, con 15 goles, en el Torneo Apertura y Diego Álvarez, del DIM, y John Charria, del Deportes Tolima, con 11 anotaciones, en el Finalización. Era la quinta versión de torneos cortos, pues, y desde el 2002, cada semestre se ponía en juego una estrella, para la gloria deportiva del país futbolero.

EFISAE, campeón del Ponyfútbol


Un 20 de enero de 2007, y una semana antes del partido de exhibición de la Despedida del Chicho Serna en el marco del “Día del Futbolista Antioqueño”, se jugaba la gran final del Festival Ponyfútbol, realizada por la Corporación Los Paisitas. Fue en homenaje al socio fundador Antonio Franco Ruiz. En la disputa por el trofeo de la Versión 24, llegaron los oncenos de Deportivo Independiente Medellín y la Escuela de Fútbol de Interés Social Alcaldía de Envigado, EFISAE Envigado. Los favoritos para dar la vuelta olímpica en la Cancha Marte #1, de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, eran los niños rojos, quienes venían invictos con seis victorias consecutivas. Los naranjas, actuales campeones, querían el Tri en línea para sus vitrinas, hazaña que lograron con un gol agónico de Sebastián Sánchez, para vencer al DIM 1-0. Así, “Chucho” Betancourt se convirtió en el primer y único técnico en conseguir tres títulos consecutivos hasta ese momento y que, sumado al del año siguiente y al del 2018, lo ponen en la historia cómo el estratega más ganador, en las casi tres décadas y media de este reconocido Festival Infantil de Fútbol.

Maradona nos espera

Sucedió el 27 de enero de 2007. Se iba uno de los históricos de nuestro fútbol: Mauricio Alberto Serna Valencia, más conocido en el mundo de la pelota como “el Chicho” Serna. Mi memoria me trasladó, como una máquina del tiempo, a las finales de los torneos de la Liga de fútbol de Antioquia, en 1986. Sin visa, ni pasaporte abordé el avión de la imaginación y lo capturé en una fotografía para una revista llamada “Sólo…FÚTBOL AFICIONADO”, que orientaba periodísticamente. Ese instante llegó en fracciones de segundo viendo las finales de la categoría ascenso mayores, del equipo DISMAR orientado por Ramón “Moncho” Valencia. Allí, en la antigua cancha Marte número 3, estaba “chicho” de escasos 18 años disputando los balones y ejerciendo el liderazgo del equipo “cervecero”, patrocinado por Víctor Márquez. Fue un instante para la posteridad, un momento capturado con una vieja cámara fotográfica Olimpus Pen que me había prestado un vecino.

A la realidad de esa tarde sabatina de enero del 2007, me volvió mi madre cuando me preguntó: “mijo, ¿para dónde va? Le contesté que iba a ver al mejor diez argentino de todas las épocas: Diego Armando Maradona. Por supuesto no me creyó. En ese entonces vivía en un apartamento en el sector del barrio La Castellana, de Medellín. Con escasos dos mil pesos quinientos pesos (un dólar de ese entonces), la mitad de ellos invertidos para pagar el pasaje del bus de Laureles, llegué al estadio Atanasio Girardot. El ingreso al máximo coliseo del fútbol de nuestra ciudad fue fácil. Con el carné de periodista miembro de la ACORD pude acceder. Sí, la agremiación periodística me permite ingresar cómodamente a cualquier escenario deportivo de nuestro país. Pensaba en los más de casi 50 mil sufridos hinchas que llenaron las tribunas para contribuir con su dinero a la Fundación Santiago Corazón, una obra social a la que estaba destinada la mitad de la taquilla. Llegué al estadio temprano para la jornada deportiva, con una acompañante de aventuras futbolísticas: mi cámara de vídeo. Los trámites para ingresar al gramado eran muy dispendiosos: tenía que haberlo hecho hace más de un mes antes, acreditarme ante los organizadores, hacerle el respectivo Lobbing al jefe de comunicaciones, ..en fin: traer el incienso para quemarlos a los organizadores y los sahumerios para exorcizar los demonios de cuanto "lagarto" o "lambón" existiera para logar la tan anhelada credencial que me acreditara como trabajador de un medio de comunicación y poder ingresar a donde estaban los "dioses del balón". - Tenes que poseer un permiso especial que te lo da Mario Múnera. Decía con firmeza y un poco de encanto, por el poder que poseía en ese instante, el comunicador del evento. Me fui cual presuroso a buscar Mario Múnera, organizador del evento denominado "Día del fútbol Antioqueño". Lo busqué por todos los lados: en las cabinas de transmisión de los partidos, en los pasillos, en los baños públicos, en las tribunas, en las oficinas de la administración de estadio, … pero nada. No aparecía el susodicho personaje. Ya casi me daba por vencido de la búsqueda tan enorme, muy similar a los operativos que montaron en la Policía Nacional cuando se intentaron encontrar a Pablo Escobar, en la década anterior, cuando apareció un colega y me dijo que se encontraba en la improvisada sala de prensa que habían montado para mostrar las bondades del "nuevo estadio", luego de su reinauguración en diciembre pasado. Allá me "parché". Luego de un corto saludo le dije para qué lo necesitaba. Muy olímpico hizo una gambeta muy similar a la que realizó alguna vez el delantero colombiano al servicio del Deportivo Cali, Willington Ortiz, para desequilibrar al "Pato" Fillol y convertir uno de los mejores goles colombianos en la Copa Libertadores de América y para vencer al encopetado River Plate, hace ya cerca de 35 años. Me dijo que el autorizado era el jefe de comunicaciones. Vuelvo a dónde el famoso comunicador para que me tramitara ese anhelado pasaporte. Repitió "eso lo autoriza Mario Múnera". Me sentí como jubilado haciendo los trámites para que le den su pensión, que luchó con tanto ahínco pero que no se la dan por la maldita burocracia estatal. Un poco enojado, poco común en mí, me dirigí, de nuevo, en la búsqueda de mencionado "dueño del espectáculo". Lo encontré y accedió a darme su autorización al verme con cámara de televisión y ataviado de periodista deportivo.

Cómo perrito estrenando collar y mirando por la ventanilla de un lujoso carro, me sentí al ingresar al gramado del “Coloso de la 74”, cómo llaman algunos al Estadio Atanasio Girardot de Medellín. Mi objetivo principal era el Diego, ese que me hizo vibrar con la magia de su fútbol en México 86, en el mismo año en que retrataba al Chicho Serna y su equipo Dismar, en la Cancha Marte #3. Igualmente, en sus inicios de gloria con la celeste en el Mundial Juvenil de Japón en 1979, cuando daba mis primeros balbuceos periodísticos en el dial antioqueño, con el programa “Goles y Comentarios”, que se emitía por el Radio Sistema Federal, hoy Colmundo Radio. Ese 2007, cumplía la tercera temporada de mi programa televisivo HISTORIAS A LA REDONDA. El espacio, que se emitía por Cable Unión Medellín, quería tener a este gran ícono del balón de fútbol, para mostrarlo en esa perspectiva humanística que tenía y tiene esta propuesta periodística audiovisual. Otra persecución se inicia. Detrás del popular Pelusa le seguía sigiloso sus pasos por la cancha. Muchos también lo perseguían para sus fotos personales. Mi corazón latía acelerado, que casi se me salía del pecho. Su pequeña estatura, similar a la mía, contrataba con la grandeza de su fútbol. El Atanasio se vistió de fiesta. A sus 36 años y medio, Maradona y su magia se vieron en unas tribunas abarrotadas por hinchas del fútbol, que llenaron en máximo escenario del balón medellinense, para contribuir solidariamente con una obra social llamaba “Santiago Corazón” y con la compinchería de Mario Múnera, uno de los creadores del evento denominado “Día del Fútbol Antioqueño”, anfitrión del evento. La cinta de video que, cómo evidencia histórica, había realizado, se perdió en el mismo día de su producción, pues un colega, de cuyo no quiero acordarme, me la pidió prestada y nunca la devolvió. Así y todo, retorné a mi apartamento “sacando pecho” y hoy recordar que estuve cerca a uno de los grandes del balón: Diego Armando Maradona, y que ese privilegio, del que gozaron muy pocos, me valió solo 2.400 devaluados pesos colombianos, que fueron los dos pasajes en bus.

Video clip de HISTORIAS A LA REDONDA en homenaje a Diego Armando Maradona:

https://www.youtube.com/watch?v=LtFR-f5tXrU


miércoles, 18 de noviembre de 2020

David González en HISTORIAS A LA REDONDA y Sinergia T.V.

 

No hay lugar a equívocos David González Giraldo tenía que ser portero, estaba escrito en sus venas. El mayor de tres hermanos, de la familia González Giraldo, nació un 20 de julio de 1982, en el sector de Loyola, en las cercanías de la mítica cancha de Miraflores, en Medellín.

Darío, su padre, un empresario de las confecciones y María Eugenia, su madre, una exmagistrada y ahora doctora especializada en medicina alternativa, le han sabido inculcar grandes valores al gran guardavallas antioqueño.

En el Colegio Calasanz, hace sus primeras letras y pasa su niñez y su preadolescencia. Allí mismo, en los equipos del balompié Calasancio, tanto en los campeonatos de la liga de fútbol como en el torneo ponyfutbol, ​​con Jesús Ramírez, el joven arquero paisa muestra sus grandes condiciones defendiendo la portería.

A los quince años llega a las divisiones menores del cuadro Atlético Nacional, con Camilo Pérez, y luego a la selección Antioquia con “el Chiqui” Londoño. Posteriormente, llega a las divisiones menores del Deportivo Cali con Carlos Portela y más adelante al balompié caldense con los seleccionados de fútbol y con el equipo la primera C del Once Caldas.

Es en las finales del torneo sub-21, realizado en Medellín , cuando la gente del Deportivo Independiente Medellín “le echa el ojo”. Llega al cuadro escarlata para temporada del 2001, con tan sólo 19 años de edad.

Dos campeonatos en el fútbol profesional de nuestro país en las temporadas 2002 y 2004    y un tercer puesto en la Copa Toyota Libertadores de América, en el 2003, con el “Poderoso DIM”. Además, un subcampeonato con el Deportivo Cali, en la temporada de 2006 lo mostró como un cancerbero triunfador.  Su paso por equipos del balompié turco, inglés y argentino han dejado huella en el fútbol internacional. Lo demás es historia.

 Maturana le dice sí al juego limpio de la tarjeta verde

La cita con el conversatorio “Fútbol, un fenómeno social” fue en el Museo de la Universidad de Antioquia, el pasado 20 de noviembre de 2018. La jornada académica fue liderada por el profesor Francisco Maturana García y orientada por el periodista y politólogo Gonzalo Medina Pérez.

El orientador de las selecciones Colombia, Ecuador, Costa Rica, Perú, entre otras, y de los clubes como Atlético Nacional, Valladolid, América, Millonarios, entre otros, disertó acerca de este fenómeno mundial de la pelota, para un auditorio ávido de conocer sus secretos con la redonda.

Como encantador de serpientes habló sin tapujos de las selecciones Colombia del 1990 y 1994, como las amenazas proferidas a los jugadores, en especial a Gabriel “Barrabas” Gómez en el Mundial estadounidense. De igual forma, “retrató” los días previos antes del vil asesinato del defensor antioqueño Andrés Escobar Saldarriaga.

La amena charla vendrá un descanso de preguntas. El periodista deportivo Roosevelt Castro Bohórquez levantó su mano para realizar un interrogante al miembro de la Comisión Técnica de la Federación Internacional de Fútbol Asociado-FIFA.

Luego de una corta introducción en la que le agradeció su presencia y le   recordó los valores maternos dados por su progenitora Hilda Garcia de Maturana articulándolos a la estrategia de la tarjeta verde, el hombre del periodismo antioqueño le preguntó al estratega chocoano, nacido en Quibdó, el 15 de febrero de 1949: “Profesor Maturana, ¿Qué opina de una tercera tarjeta, cómo la verde,   que no castiga al jugador como la roja y la amarilla si no que premia todas las acciones de   Juego Limpio?

La respuesta la tendremos este domingo 22 de noviembre, en el sondeo realizado con este gran estratega del fútbol colombiano y mundial e igualmente el odontólogo de profesión.

Véanos este domingo 22 de noviembre, a partir de las 11:00 am en HISTORIAS A LA REDONDA a través de Sinergia TV. 






viernes, 13 de noviembre de 2020

El DIM en HISTORIAS A LA REDONDA y Sinergia TV

Cuenta la historia que un 14 de noviembre de 1913, se le dio el puntapié inicial a la pelota rojiazul.  El balón de futbol rodaba silvestre por las mangas medellinenses, pateado por las élites antioqueñas enriquecidas por el intercambio comercial del oro y el café con el Viejo Continente, especialmente con Inglaterra.

La vieja lúdica rural de paseo a caballo, de juegos de azar, es cambiada por la irrupción de deportes que, cómo el fútbol, daban sus primeros goles a los fanáticos antioqueños. La Manga de Los Belgas, vio aparecer al segundo equipo de la ciudad: el Medellín Fútbol Club.


Enrique Villa Restrepo, Guillermo Greiffenstein, Rafael Uribe Piedrahita, entre otros prestantes personajes medellinenses, se vestían de cortos y le daban rienda suelta a la celebración eufórica de las primeras anotaciones del ahora llamado “Equipo del Pueblo”.

107 años después, HISTORIAS A LA REDONDA y Sinergia TV muestran el devenir histórico del popular onceno antioqueño. Por cortesía de Fortín Rojo TV, mostraremos la historia del Deportivo Independiente Medellín en tres capítulos, que no solo revelarán su evolución deportiva si no la de la ciudad que le dio su nombre.

De igual forma, continuaremos con el sondeo de opinión de la tarjeta verde. Esta vez el invitado el Germán Ezequiel Cano. El goleador histórico del Cuadro Rojo de la Montaña nos hablará de las bondades y beneficios de esta estrategia Fair Play.

La invitación cordial es para que nos vean este domingo 15 de noviembre, 11 a.m. Dirige: Roosevelt Castro Bohórquez, el comunicador de la paz. 






sábado, 3 de octubre de 2020

Regresa «Historias a la Redonda», con aroma de tarjeta verde

 


Tomado de: https://capsulas.com.co/regresa-historias-a-la-redonda-con-aroma-de-tarjeta-verde/

Con el lema “El Fútbol con mirada humana” vuelve el espacio televisivo HISTORIAS A LA REDONDA.

“El programa lo tuvimos por Cable Unión de Occidente-Medellín durante casi 6 años.  Fue una bonita experiencia periodística mostrando los proyectos de vida de muchos de los íconos del balón de fútbol, cómo David González, Mauricio “Chicho” Serna, Andrés Escobar, Diegol, César Valoyes, Juan Manuel Gómez Botero, Wilmar Roldán Pérez, entre otros. Igualmente, realizamos varios reportajes cómo el fenómeno de barras bravas en la ciudad o de las Escuelas de Fútbol. De igual forma, crónicas de la historia del balón de fútbol o de Medallo Campeón o del Estadio Atanasio Girardot” señala Roosevelt Castro Bohórquez, director del programa televisivo.

Por eso las crónicas, los reportajes y perfiles de dirigentes, jugadores, árbitros, entrenadores volverán a estar en escena, este y todos los viernes, a partir de las 8:00 p.m., con repetición los domingos a las 11:00 a.m., por Sinergia TV.

“Volvemos con la misma pasión de antes, en esta nueva oportunidad que nos brinda este nuevo canal que, bajo la égida de John Jairo Echavarría, la producción de su hijo Sebastián y la dirección de Jarvi Augusto Escobar Sánchez, tendremos al aire y en ciberespacio este aporte periodístico, que mucha gente recuerda con cariño”, señala Castro Bohórquez.

Sí, HISTORIAS A LA REDONDA llega a internet por medio de las plataformas digitales y redes sociales de Sinergia TV, con sede en el municipio de La Estrella, Antioquia.

Aristigol, el primer invitado

Sinergia TV y Roosevelt Castro Bohórquez serán los anfitriones de la vida de Víctor Hugo Aristizábal Posada. El máximo romperedes colombiano con 348 anotaciones, será el primer invitado a la mirada humana del fútbol de HISTORIAS A LA REDONDA.  Durante más de 45 minutos, se mostrará la historia de vida del popular Aristigol.

“Con testimonios de él y sus amigos cercanos y fotos inéditas de su niñez, su juventud y su paso por los diferentes equipos y selecciones Antioquia y Colombia, recreamos la historia del gran goleador del fútbol colombiano, en la voz de Jarvi Augusto Escobar Sánchez”, comenta Roosevelt Castro Bohórquez, director y productor de este espacio televisivo que ahora hace presencia en la red de redes.

De igual forma, y cómo un compromiso de responsabilidad social, se retomará la campaña institucional “TARJETA ROJA a la Violencia”. “Serán unas pequeñas piezas audiovisuales con las que queremos sensibilizar a muchos de los públicos del fútbol y con las que pretendemos erradicar varias de las violencias asociadas a este deporte”, expresa el también llamado “Comunicador de la paz”.

Los videoclips también volverán a esta humanística mirada del fútbol. “Con las canciones preferidas de los diferentes invitados y con varias de sus fotos inéditas, mostraremos ese otro sentir de ellos”, indica el creativo de la tarjeta verde en el fútbol.

Así, los diferentes públicos del balón de HISTORIAS A LA REDONDA verán a sus iconos con una mirada humana, cómo lo expresan en su frase de batalla, este y todos los viernes a las 8:00 p.m., con repetición los domingos a las 11:00 am., a través del canal virtual de Sinergia Tv.



lunes, 14 de septiembre de 2020

La tarjeta verde que premia el autocuidado durante la pandemia

 


Por: Linda Manuela García Vásquez *

La tarjeta verde, creada por el árbitro Roosevelt Castro se ha visto reflejada en las canchas de fútbol para premiar el juego limpio, pero después de la llegada del Covid-19 al país y a la ciudad de Medellín, se empezó a trasladar a las calles para premiar la buena cultura ciudadana frente a la pandemia.

En una alianza con la Secretaría de Cultura Ciudadana y la Alcaldía de Medellín, Castro decidió salir a las calles para resaltar el buen comportamiento de la ciudadanía con los protocolos de bioseguridad, así mismo, se le sacó tarjeta roja a aquellas personas que no estaban haciendo el uso adecuado del tapabocas.

“Yo le presenté un plan a la secretaría de cultura ciudadana y ellos lo aprobaron y me incluyeron en el plan estratégico de la comunidad artística de la ciudad de Medellín. Yo como “artista” quería ubicar las bondades de la tarjeta verde en el contexto de la cultura ciudadana” resalta Roosevelt.

En el mes de agosto se realizaron tres jornadas consecutivas para premiar el comportamiento de la sociedad en las calles y así incentivar a las personas a un cuidado personal y colectivo y reducir las posibilidades de contagio.

Las jornadas se desarrollaron entre el 18, 19 y 20 de agosto: el martes 18 de agosto el destino fue la Unidad Deportiva de Belén, el miércoles 19 de agosto, se concentraron en el Cerro de Las Tres Cruces y, por último; el 20 de agosto estuvo en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot. Estas fechas fueron definidas por el balance alto que se estaba presentando de personas contagiadas de Coronavirus y buscaba la reflexión de la ciudadanía para hacer un buen uso del autocuidado.

“Para definir los lugares donde se realizaría la campaña, la Alcaldía nos comentó en qué lugares podíamos hacer las jornadas de sensibilización y nosotros propusimos varios sitios, de los 6 sitios que sugerimos nos dieron dos y uno lo escogió la alcaldía. Nosotros propusimos la Unidad Deportiva de Belén y la Unidad Deportiva Atanasio Girardot y la alcaldía nos dio el Cerro de Las Tres Cruces” agregó Castro.

Con la realización de la campaña en un recorrido durante tres días consecutivos, fueron beneficiados alrededor de 800 personas a las que le llegó el mensaje de la tarjeta verde que Castro implementó con el desarrollo de activación del Fair Play (juego limpio) ciudadano.

“Por ahora, no se tienen programadas ninguna otra jornada de sensibilización por parte de la tarjeta verde, porque ya estamos prácticamente post pandemia y los de Cultura Ciudadana están pensando en unas estrategias diferentes con el programa Medellín me Cuida y Yo cuido a Medellín que son los programas de la Alcaldía de Medellín” Concluyó Roosevelt Castro.

Aunque no está programado continuar con las jornadas, el balance fue positivo porque fueron más gustos y agradecimientos por parte de la población cuando les sacaba la tarjeta verde, que los disgustos cuando veían un rechazo al no portar adecuadamente el tapabocas.

.................................................

* Estudiante de periodismo de la Universidad de Antioquia.